CUPISNIQUE 900 A.C. - 200 A.C.
La cultura Cupisnique de la costa norte del Perú se extiende desde Virú hasta Lambayeque. Se trata de una cultura costeña contemporánea a la cultura Chavín y que precede a la cultura Moche. Esta cultura está ubicada en el departamento de La Libertad, a 600 km al norte de la ciudad de Lima, aunque no se sabe con certeza cuál fue su centro principal. Existen varios vestigios de esta cultura, que se extienden por la costa norte del país y llegan hasta el departamento de Piura. Los ceramios Cupisnique presentan figuras antropomorfas, zoomorfas y fitomorfas. En la escultura Estas cabezas escultóricas trabajadas en relieve representan testas de felino. Constituirían una versión de las cabezas clavas de Chavín.

CHAVÍN 1000 A.C. - 200 A.C.
La cultura Chavín se desarrolla a partir del centro ceremonial Chavín de Huántar, en la sierra del departamento de Ancash. Chavín a 300 km. al norte de la ciudad de Lima. Es una de las culturas más importantes y antiguas del pasado preincaico. Esta cultura se basa en la agricultura, y desarrolla la textilería, la alfarería, metalurgia, y los trabajos en piedra. Es considerada la “Matriz de la civilización andina”; Se extendió desde Lambayeque hasta Palpa (ICA) por la costa y desde Cajamarca hasta Ayacucho por la sierra. En el Templo Chavín se encuentran esculturas enclavadas en los muros, con formas de cabezas humanas, mezcla de felino y hombre. La Cultura Chavín logró un gran dominio sobre la piedra, grabando y esculpiendo figuras antropomorfas y zoomorfas. Por otro lado su cerámica es de Color gris oscuro, con tendencia a igualar el color de la piedra; (monocroma: un sólo color), Forma globular (redonda), Gollete estribo con un sólo pico y decoraciones de felinos como el jaguar.
PARACAS. 400 a.C.– 200 d.C.
La cultura Paracas se desarrolló durante el período denominado Horizonte Temprano. Fue descubierto por el arqueólogo Julio C. Tello, quien, al conocer el sitio de Cabezas Largas, creyó haber descubierto el lugar de origen de las grandes culturas del sur. Paracas fue dividido en dos períodos, “Paracas-Cavernas”, y “Paracas-Necrópolis”. Estudios posteriores a los de Tello demostraron que el desarrollo de esta cultura había sido más largo y complejo. En la segunda fase de Paracas podemos encontrar aldeas, una de ellas en el área de Cerro Colorado, y la otra en Arenas Blancas. Paracas fue el antecedente de la cultura Nazca, que se desarrolló años después en esa área. Los hombres de Paracas se dedicaban a la caza, pesca e incipiente agricultura (pallar, algodón y maíz). Son famosos por sus finos mantos, fardos funerarios, así como las trepanaciones craneanas. Paracas fue una civilización local de sólida tradición sureña. Su influencia se extendió desde Cañete por el Norte hasta el valle de Yauca en Arequipa por el Sur. Su centro principal podría ser el sitio Peña de Tajahuana, en el valle de Ica, a 300 km. al sur de la ciudad de Lima.


VICUS 100 A.C. - 400 D.C.
La cultura o estilo Vicús ocupó la zona del alto Piura, en el norte del Perú, a 1050 km. al norte de la ciudad de Lima y fue descubierta por excavadores clandestinos (“huaqueros”), a fines de la década de 1950, en la zona de Frías, provincia de Ayabaca. En la década siguiente, estudios hechos en la zona del cerro Vicús lograron ubicar el cementerio más extenso de este estilo. Se calcula que durante los años que fue explotado clandestinamente se habrían profanado más de dos mil tumbas, cuyo contenido, más de 40 mil especímenes habría pasado en su mayoría a integrar colecciones en el extranjero. Su cerámica se caracteriza por su aspecto macizo y rústico, así como por su tendencia escultórica realista. Los objetos de metal del estilo Vicús tienen características muy particulares, ya que se han utilizado las técnicas de dorado, cuya área de difusión corresponde a la cuenca del alto Piura.

MOCHE Año Cero - 600 D.C.
Es la cultura más conocida y admirada del Perú antiguo, habiéndose desarrollado durante la época considerada como Intermedio Temprano. Hacia el año 200 de nuestra era surgió en la costa norte el Señorío de Moche, que se extendió hasta el año 600, centrándose en los valles de Moche y Chicama, donde se encuentran grandes centros ceremoniales además de vastas obras de irrigación. Sus orígenes se encuentran en las culturas formativas de la región, como las del valle del río Jequetepeque. En lo textil las técnicas fueron variadas y en adición a lo mencionado anteriormente también se utilizaron el asargado, la doble tela y la gasa. Por otro lado La cerámica Mochica fue básicamente bícroma (rojo sobre crema) excepcionalmente en color naranja y muy pocos en negro ahumado transparente. Lo mas representativo son sus Huaco Retrato ceramios escultóricos, según la investigadora Anne Marie Hocquenghem son verdaderos retratos de individuos o representaciones de personajes con funciones precisas. Por otra parte en cuanto a la metalurgia se desconoce la procedencia de las materias primas utilizadas por los Moche; sin embargo, se estima que el oro y la plata fueron explotados de depósitos aluviales y de los cuerpos mineralizados de la región. Los pobladores de la costa eran expertos metalurgos, habiendo desarrollado técnicas como el batido, martillado, y soldado. Además de laminar y soldar el metal, descubrieron como soldarlo y embutirlo.

CAJAMARCA 200 D.C. - 1300 D.C.
En 1948, el investigador Henry Reichlen dividió a la cultura Cajamarca en cinco etapas, según la influencia que se dio desde Chavín hasta los Incas. La primera fase de Cajamarca se da durante el Intermedio Temprano, localizada en el cerro Chondorko, cerca de los Baños del Inca en Cajamarca. Se trataba de una especie de una agrupación de estados independientes, que mantenían relaciones económicas con culturas aledañas, como Lambayeque y Chimú. Las fases siguientes de la cultura Cajamarca tuvieron influencia de los Wari y de los Incas. El territorio de Cajamarca comprendió tres grandes áreas: la cuenca alta de los valles de Chancay, Lambayeque, Chayama, y Chotano. El centro pre-inca de Cajamarca se dio en el área ocupada hoy en día por las provincias de Cutervo, Chota, Santa Cruz, Hualgayoc, San Miguel, Celendín, Contumazá, San Pablo, San Marcos, Cajabamba y Cajamarca, en el departamento de Cajamarca; y en Huamachuco y Otuzco en el departamento de La Libertad. En lo arquitectónico se han reconocido seis tipos distintos de asentamientos en Cajamarca. El prototipo de asentamiento de la cultura Cajamarca es Cerro Nivel, ubicado en Pampa de la Culebra, a 13 kilómetros de la ciudad de Cajamarca. La parte central de este sitio está compuesta por grupos aglutinados de canchones cercados, edificados sobre terrazas. Por otro lado la cerámica era uno de los elementos más significativos de la cultura material de los hombres cajamarquinos. Sus cambios en las tendencias artísticas pueden ser inferidos de las cambiantes situaciones políticas, que afectaban tanto a los productores como a los usuarios. Las vasijas Cajamarca llevan decorados de figuras geométricas, base redondeada, los colores negro, rojo y blanco sobre una base anaranjada, o sobre el fondo natural de la pasta.

NAZCA Año Cero - 800 D.C.
Esta cultura local emerge como un proceso de continuación de la tradición Paracas Comienza alrededor de los primeros años después de Cristo y continúa en forma independiente aproximadamente por 800 años, momento en que recibe lainfluencia Huari; Kawachi fue la capital de la sociedad Nazca, ubicada a 49 Km. de la actual ciudad de Nazca en la cuenca del río Grande y a 500 km. al sur de Lima. Lo mas asombroso de Nazca son sus líneas y figuras que fueron descubiertas en 1926 por Toribio Mejía Xesspe, discípulo de Julio C. Tello, y posteriormente redescubiertas por el antropólogo Paúl Kosok en 1939 las que se encuentran ubicadas en las pampas de San José de Socos, entre los km. 419 y 465 de la carretera Panamericana Sur en una extensión de 500 km2; se especula que se trataría de un enorme calendario-observatorio construido en un periodo de 800 años para señalar los solsticios y los equinoccios. Por otro lado su textilería mantiene el estilo Paracas, se siguen haciendo mantos bordados; los materiales empleados son el algodón y la lana. Con respecto a su cerámica fue finamente confeccionada y muy bien decorada, caracterizándose principalmente por la policromía (empleo de varios colores). Utilizaron hasta 8 colores con predominio del ocre, rojo indio, ocre amarillo, negro y gris oscuro. Los Nazcas trabajaron principalmente el oro. Lo más común fue la técnica del martillado y recortado utilizado para hacer prendas para los personajes importantes y sacerdotes. Tardíamente emplearon el cobre y la técnica del fundido.


TIWANAKU 100 D.C. - 1000 D.C.
La cultura Tiwanaku o Tiahuanaco se encuentra en el altiplano boliviano o meseta del Collao, un territorio de gran altura, de 3800 a 4000 metros sobre el nivel del mar. Se trata de una cultura que se desarrolla en un territorio agreste, donde las condiciones climáticas son sumamente duras. La agricultura está restringida a los tubérculos más restringidos; Sin embargo, las investigaciones han demostrado la cultura Tiwanaku formaba un estado poderoso, ya que en el centro de Tiwanaku, cerca del lago Titicaca, se han encontrado más de 4 kilómetros cuadrados de restos domésticos, lo que sugiere que hubo entre 20 y 40 mil habitantes. El Complejo arquitectónico de Tiwanaku está ubicado a 20 kilómetros al sur del lago Titicaca. Se trata de un centro urbano compuesto de edificios administrativos y religiosos que rodean plazas semihundidas y plataformas. Al centro de este complejo se encuentra el edificio de Kalasasaya. Otras edificaciones son: el Templete Semisubterráneo, Keri Cala, Putuni, Laka Kollu; y las pirámides Akapana, Pumapunku y Wila Pukara, que servían de residencia para la élite sacerdotal. Por otro lado el estilo Tiwanaku de cerámica presenta detalles simétricos, es realista y con una combinación de los colores negro, ocre, rojo, blanco y gris. El tipo más común de vasija es el “kero”, decorado en uno de los lados con una cara de formas aparentemente humanas, presentada en bajo relieve.